dalemisiones.com

Inician construcción de nuevas viviendas rurales con la APTM

En total son cinco casas, cuatro corresponden a familias tabacaleras de 25 de Mayo y una a
Colonia Aurora. Ya comenzaron con los trabajos de movimiento de suelo.

La construcción de cinco nuevas casas en las respectivas chacras de los colonos tabacaleros dio
inicio la semana pasada a partir del convenio suscripto entre la Asociación de Plantadores de
Tabaco de Misiones (APTM) y el Programa de Viviendas Rurales del Instituto Provincial de
Desarrollo Habitacional (IPRODHA). Cuatro de ellas corresponden a familias distribuidas en la
vasta colonia de la localidad de 25 de Mayo, y la restante dentro de la jurisdicción del
municipio de Colonia Aurora.
La reunión marco, donde se ajustaron detalles del proceso de obras se llevó a cabo
–recientemente- en la chacra del beneficiario Hosvaldo Schatz, ubicada a tres kilómetros del
casco urbano de 25 de Mayo. Acompañaron el intendente local, Mario Lindemann;
representantes de la APTM e integrantes del Programa de Viviendas Rurales del IPRODHA,
quienes resolvieron todas las consultas referidas a la etapa de materialización de la vivienda.
Marcos Frey, Abel Vettori, Hosvaldo Schatz, Lucas Fabian Carvalho, Marcelo Spulier son los
productores beneficiarios de esta etapa de ejecución de viviendas rurales del IPRODHA en
convenio con la APTM.
El titular del Programa de Viviendas Rurales del Instituto, Roberto Filippa, mencionó que con la
APTM se llegaron a las veinte casas en la zona. De las cuales diez ya están habitadas, cinco
tienen un avance del 90 % -cerca de concluirse- y las otras cinco que empezaron a ejecutarse
ahora.
Hosvaldo Schatz, anfitrión de la última charla coordinadora de las tareas de obra, junto a su
esposa Lourdes Portolan manifestaron el sentir respecto a la nueva etapa que transitaran y les
llena de entusiasmo, que coincide con la llegada de su primer nieto. "La iniciativa de tener una
casa más moderna y cómoda fue de ella (por su mujer Lourdes), siempre tenía ganas y
hablábamos, pero reunir todo el dinero que se necesita para construir solos era imposible. Esta
posibilidad que nos dieron por medio del IPRODHA, la APTM y el intendente, nos llena de
alegría. Es llegar a tener la casa querida, en la tierra que trabajamos siempre, que fue de mi
bisabuelo, luego de mi abuelo, mis padres y ahora nuestra", compartió Schatz, que también
destacó entre los presentes la particularidad de su nombre Hosvaldo con "h".